"De perros y de huesos" - mi favorito y con el que empezó todo

En lugar de bajar la pila de cómics pendientes, hoy he hecho un parón para volver a releer, por enésima vez, un cómic que me encanta.

"De Perros y de huesos" de Colo.



"De perros y huesos" es una historia muy buena. Y abrió el camino para que me empezara a dejar caer por la sección de novelas gráficas en las librerías generalistas. Al principio lo hacía de manera inconsciente. Después ya pasó a ser búsqueda consciente en tiendas especializadas de cómics.  
En las incursiones terapéuticas que hago desde siempre a las librerías, los cómics no eran algo que me diera por comprar hace unos años. Nunca los había tenido en cuenta en mi estrategia de selección aleatoria de libros de temática variada.

Pero el día del libro del 2014, mi persona favorita me regaló este cómic y empecé a tomar consciencia de que también me apetecía buscar buenas historias en una estructura de viñetas y dibujos. 

"De perros y de huesos" es un cómic con una historia de género noir. De esas que disfruto siempre en novela y que seguramente es lo que animaría a regalármelo. 

La mayor parte de la historia se desarrolla en el barrio de Lavapiés de Madrid. Y se van descubriendo y desarrollando distintos personajes. Desde el capo de la droga que controla el negocio en el barrio, hasta el camello que la distribuye o el que se ocupa de los "encargos". También el comisario corrupto y el policía chungo que, a pesar de ser chungo, trata de limpiar la droga en el barrio. Y el pintor con su eterno mural que dibuja en la pared del sótano de un bar y que tiene su historia propia dentro del cómic. Y el yonqui que resulta ser un poeta. El poema "yo juro" que recita aprovechando un concierto en un bar, impresiona.

Lo mejor es que todos los personajes tiene sus luces y sus sombras. Cuando piensas que un personaje como El Turco es bien chungo, el tipo hace una reflexión en defensa de los homosexuales que impide que te caiga mal del todo. Cuando crees que otro personaje es bueno y sin deslices, resulta que es capaz de hacer cosas bastante turbias por proteger su creación intelectual. 

Es muy buena historia. También permite reírse. Una de mis escenas favoritas es una conversación que tiene el capo con El Turco. El contexto es duro, el capo está en un hospital y pinta mal, pero se pone a conversar con El Turco sobre las películas de El Señor de los Anillos. Le dice al Turco que no pudo evitar engancharse por ver qué hacía "Collus o algo así", con el anillo. Mientras va narrando su interés por el cine y cómo le enganchó la trilogía del anillo, se va cabreando porque "va (Gollum) y se pone a dar saltitos como si fuera gilipollas perdido. Se tropieza con una puta Roca y se cae al volcán. Increíble. Después de 9 horas de películas. 

Todo el cómic tiene diálogos muy buenos. Unos duros. Otros costumbristas. Otros con humor bastante negro, de ese que me suele gustar.

Es una historia autoconclusiva que hace pensar. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi versión de "La Historia Guía del Soul"

Doctor Extraño - El Juramento

Crisis de identidad - una historia policiaca con superhéroes